• August 19, 2022

Cómo evitar la falta de transparencia en las lecturas de tarot

Ahora que has encontrado esa baraja de tarot perfecta, has aprendido los significados de cada carta y estás listo para empezar a leer de verdad. Muy bien. Ahora viene la parte más difícil de cualquier lectura de tarot: revelar tus cartas a otra persona. No importa cuántas veces lo hayas hecho antes, siempre habrá una buena posibilidad de que acabes fracasando estrepitosamente a la hora de dar a otra persona una visión de lo que realmente necesita. Para ayudar a evitar este fracaso, aquí hay algunos consejos sobre cómo evitar la falta de transparencia en sus lecturas de tarot.

Conozca a la persona a la que va a leer

Seguro que ya has oído esto antes, pero merece la pena repetirlo. Antes de empezar, tómate unos minutos para conocer realmente a la persona. ¿Cómo es? ¿De dónde es? ¿Cuáles son sus intereses y preocupaciones? Cuanto más puedas aprender sobre quiénes son como persona, mejor será tu lectura del tarot para ellos. Si no estás seguro de cómo hacerlo, ¡pregúntalo! Puedes crear una lista de preguntas para ellos y ver qué surge.

Conozca el propósito de su lectura

Antes de pedir una lectura del tarot, piensa en lo que esperas obtener de ella. Tal vez quieras saber qué va a pasar en tu relación actual o cómo puedes afrontar una situación concreta. Tal vez sea sólo para ver si los astros se alinean a tu favor. Sea cual sea el caso, asegúrate de que sabes exactamente lo que quieres de tu lectura y que no hay nada más sobre la mesa.

No leas los horóscopos diarios antes de leerlos

Para empezar, no es una buena idea leer los horóscopos diarios antes de que vayas a dar a alguien una lectura de tarot. Para empezar, esto te distraerá de lo que es más importante: dar a la persona que tienes delante una lectura precisa. Pero también existe la posibilidad de que captes un signo astrológico que no tiene nada que ver con su situación actual o con las cartas en sí. Esto puede dar lugar a lecturas confusas y a resultados no deseados.

No asuma que tiene todas las respuestas

El hecho de que hayas estudiado el tarot y hayas leído muchos libros no significa que tengas todas las respuestas. Puede que creas que sabes lo que está pasando, pero siempre existe la posibilidad de que te equivoques. Es fácil convencerse de que la persona que tienes delante necesita exactamente lo mismo que tu amigo o ser querido, pero es importante no hacer suposiciones. Si alguien acude a ti en busca de ayuda para un asunto concreto, no le hagas adivinar su situación sin compartir nada con él primero. Cuando alguien acude a ti en busca de ayuda, confía en que le proporcionarás información sobre su vida basándote en lo que te cuente, por lo que es importante que siempre tengas eso en cuenta a la hora de crear tus lecturas.

Muestre, no diga

En primer lugar, tenga cuidado de no dar la impresión de ser alguien que lo sabe todo. La gente buscará la verdad en tus cartas, pero también hará preguntas para ver si sabes más de lo que está escrito. Si sientes que estás a punto de dar una lectura poco transparente cuando hablas de tus cartas con otra persona, intenta cambiar el enfoque de darles una visión de lo que necesitan a darles una visión general de lo que está sucediendo en la situación actual. De este modo, la gente seguirá recibiendo una buena sensación de tu lectura, pero no tendrá la sensación de que estás intentando engañarla para que piense que sabes algo sobre su vida o su futuro que podría no ser cierto.

Hacer preguntas de seguimiento

Hay muchas formas de hacer preguntas de seguimiento, pero lo más importante es escuchar con atención. Si no estás seguro de lo que necesita tu cliente, no te limites a darle respuestas sin preguntarle. Puedes hacer preguntas sencillas como: «¿Cuáles son sus objetivos?» o «¿Qué espera que ocurra con esta lectura?». Estas preguntas te ayudarán a determinar el mejor curso de acción para tu cliente y el resultado de su lectura. Si te encuentras perdido en la confusión, tómate un descanso de unos minutos y hazle saber a tu cliente que te vas a alejar un poco antes de continuar. El tiempo que tardas en apartarte de la conversación suele ser suficiente para que tu cliente pueda resolver lo que necesita de su lectura.

Conclusión

Cuando se trata de lecturas de tarot, a menudo pensamos que sabemos cuál será el resultado. Sin embargo, cuando no reflexionamos lo suficiente sobre cuál es la pregunta, cómo vamos a interpretar la respuesta o quién hace la pregunta, el resultado puede ser poco satisfactorio. Hay algunos consejos sencillos para que la lectura sea más satisfactoria para usted y su cliente, y para evitar el riesgo de falta de transparencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *